Por método tradicional, Yaquis del sur de Sonora eligen nuevos gobernadores


Cajeme, Sonora, México. En medio de las negociaciones del Plan de Justicia para los Pueblos Indígenas con el Gobierno de la República, la tribu Yaqui inició este día de la Virgen de Guadalupe, con el proceso interno para elegir a los nuevos gobernadores tradicionales para los ocho pueblos que habitan al sur de Sonora, de acuerdo con sus usos y costumbres.

Este proceso anual inicia la madrugada del 12 de diciembre con un cónclave, muy cerrado, al interior de la etnia. Por ello, un representante indígena aceptó una entrevista anónima para La Jornada, donde detalló el proceso de la elección que significa un sincretismo entre lo religioso y lo político, y cómo este no debería irrumpir o complicar las negociaciones entre la Guardia Tradicional Yaqui y los funcionarios de la 4T, que actualmente negocian el Plan de Justicia que comprometió el Presidente López Obrador para resolver las demandas históricas de tierra y agua.

Desde el día de la Virgen de Guadalupe hasta el Día de los Santos Reyes, se lleva a cabo el proceso de elección de los ocho Gobernadores Tradicionales, el cual concluye con una misa tradicional en la ramada de cada pueblo. Señalaron que parte de las tradiciones milenarias de la etnia, es que el sufragio de autoridades es una celebración privada y religiosa, debido a que la Guardia Tradicional es su Segunda Santa Iglesia, por lo que es acompañada de rituales sagrados con la danza del venado, de pascóla e instrumentos originarios de la tribu.

"La ceremonia es únicamente para el relevo de Gobernador, al menos que él solicite una reelección y lo avale a la tropa", expuso el yaqui; asimismo, comentó que este proceso no debería irrumpir los acuerdos con el Gobierno Federal: "Tal vez si, pero el gobernador no es uno, no va solo, va a acompañado con el pueblo mayor, el Capital, un Comandante y la tropa y todo el cuerpo de asesores que lo acompañan pero él se tiene que disciplinar y comprometer a cumplir los compromisos acordados en nombre de todos los yaquis", reveló.

Asimismo, explicaron que las celebraciones de la tribu tienen un ciclo ritual anual que está dividido en dos: primero es invierno-primavera y segundo: verano-otoño, siendo la primera la más importante por abarcar la fiesta a la Virgen de Guadalupe y también la Semana Santa, durante la cuaresma. Por ello, los pueblos yaquis nombrarán a su nuevo gobernador el 5 de enero y el 6 de enero se consagran, a excepción del pueblo de Tórim, que elige a su primer mandatario en plena celebración de pastorelas, el 24 de diciembre.

Loma de Guamúchil, Loma de Bácum, Tórim, Vícam, Pótam, Ráhum, Huirivis y Belem, son los ocho pueblos que se sitúan frente al Mar de Cortés al sur de Sonora, donde actualmente un grupo de funcionarios federales de la Comisión Presidencial de Justicia para el Pueblo Yaqui, encabezados por Adelfo Regino Montes, titular del Instituto Nacional para los Pueblos Indígenas, han logrado un acuerdo para instalar un Distrito de Riego para administrar el agua y otro para acabar con el "rentismo" de las tierras agrícolas en el territorio tribal.

La religión yaqui desde antes de la conquista, mantenía un complejo de creencias y prácticas nativas, que se combinaron con prácticas católicas, sin que haya contradicción entre ellas o supeditación de una sobre otra. Veneran a la Virgen María con ltom Aye (nuestra madre), Jesucristo con Itom Achai (nuestro padre) y la preeminencia de otras figuras como la Virgen de Guadalupe, San José, la Santísima Trinidad y los santos patronos de cada pueblo.

Tomado de DossierPolitico.com

Comentarios